Asicorp | CONTAMINACIÓN POR ÁCIDO
15524
page-template-default,page,page-id-15524,vcwb,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.0.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

CONTAMINACIÓN POR ÁCIDO

CONTAMINACIÓN POR ÁCIDO CLORHÍDRICO EN PLANTAS DE ELECTRO OBTENCIÓN

En los últimos años la tecnología del cobre ha incorporado cloruro de sodio en el proceso de extracción con la finalidad de aumentar la eficiencia de extracción del metal, el cual pasa a formar parte del PLS que llega a la Planta SX. Parte del cloruro de sodio presente no es suficientemente retirado en la Planta SX y queda formando parte del electrolito en el proceso de electro obtención. El electrolito es rico en ácido sulfúrico y el producto de reacción entre este y el cloruro de sodio da origen a la formación de ácido clorhídrico según la siguiente reacción de equilibrio:

Como el contenido de ácido sulfúrico en el electrolito es elevado, el equilibrio de la reacción se desplaza hacia la derecha y gran parte del cloruro presente se encuentra como ácido clorhídrico, cuyo punto de ebullición es 48°C. Como la temperatura del electrolito es 50°C la mayor parte de la contaminación ácida corresponde al ácido clorhídrico emanado durante el proceso. Lo anterior afecta fuertemente los elementos de acero inoxidable al interior de la Nave, causando corrosión bajo tensión en pernos, como asimismo socavaciones y pittings en soportes de cañerías y pedestales de estos tipos de materiales. El cloruro presente en el electrolito también puede reaccionar con el sulfato de cobre para formar: cloruro cúprico, color verde amarillento que al hidratarse es azul verdoso; y/o un complejo clorado de cobre color rojo. Ambos productos pueden ser arrastrados al ambiente por el ácido clorhídrico. Las reacciones son las siguientes:

Sales De Cobre Ácido Clorhídrico
Sales de cobre color azul verdoso debido a una elevada contaminación por ácido clorhídrico.

Al momento de proyectar estos tipos de Plantas se debe considerar esta situación y los sistemas antiácidos se deben diseñar conforme a este nuevo agente, de muy alta agresividad y poder destructivo.