Asicorp | PROTECCIÓN ANTIÁCIDA
15505
page-template-default,page,page-id-15505,vcwb,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.0.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

PROTECCIÓN ANTIÁCIDA

PROTECCIÓN ANTIÁCIDA PARA HORMIGÓN Y ESTRUCTURAS DE ACERO NUEVAS.

La obtención de cobre metálico requiere procesos químicos que emplean ácido sulfúrico. Estos tratamientos ácidos se encuentran presentes principalmente en tres etapas:

  1. Etapa de Lixiviación.
  2. Etapa de Extracción por Solventes.
  3. Etapa de Electro-Obtención.

Debido a que la concentración de ácido sulfúrico en estas tres etapas es diferente, las exigencias de diseño de los sistemas de protección antiácida también lo son. Por otro lado, cuando estas plantas se encuentran ubicadas en el desierto, aquellas superficies expuestas a la intemperie sufren gradientes térmicas de hasta 30°C entre el día y la noche, por lo que el coeficiente de dilatación del revestimiento pasa a jugar un rol de gran importancia en su vida útil. En el caso de la lixiviación, las estructuras expuestas a la corrosión corresponden principalmente a correas transportadoras y equipos específicos empleados en este proceso. Estos elementos se encuentran a la intemperie, por lo que aun cuando la concentración de ácido sulfúrico en la solución lixiviante sea baja (1%), debido a la evaporación de agua producto del sol y viento, la solución ácida depositada sobre las superficies aumenta fuertemente su concentración y se vuelve altamente agresiva. El diseño del esquema de pintura debe considerar esta condición. En el caso de las Plantas SX, extracción por solventes, los revestimientos deben presentar resistencia tanto al ácido sulfúrico como a los solventes empleados en el proceso. En este proceso, las superficies de acero expuestas corresponden a equipos y estructuras livianas. La mayor parte de las superficies son piscinas, pretiles, pisos, pasillos y canalizaciones, todos en hormigón. En el caso de la Nave EW, electro obtención, la concentración de ácido sulfúrico en la solución electrolítica es sobre el 20%. Durante el proceso, se evapora humedad que arrastra el ácido sulfúrico y sulfato de cobre, los cuales son depositados sobre las superficies metálicas y de hormigón, produciendo fuerte y rápido deterioro a las estructuras y revestimientos que las protegen. En este caso, los revestimientos deben presentar gran resistencia química e impermeabilidad al medio agresivo. El diseño de los revestimientos, estandarización y calidad de los productos que los conforman, plan de trabajo durante la aplicación, control y aseguramiento de calidad a la aplicación y al producto terminado, son variables fundamentales de los estudios, controles y planificación que debe ejecutarse para el éxito y vida útil de los sistemas de protección antiácida en estas plantas. En síntesis, las características de los revestimientos que deben ser considerados para la protección de las estructuras metálicas y hormigones de los diferentes sectores del área húmeda, requieren alta resistencia química y un coeficiente de dilatación lo más cercano posible al de los sustratos que protegen. De acuerdo a lo anterior, se debe estudiar las soluciones técnicas de diseño asociadas a cada situación, ya que, un análisis técnico errado puede generar soluciones sub dimensionadas, con un aumento desmedido de la relación costo/beneficio. Proyectos ejecutados según estudios apropiados, lograron bajar en más del 30% los costos en revestimientos para estructuras de acero. La evaluación de estos al cabo de 2 años en operación, indica la absoluta ausencia de corrosión y un excelente estado de los revestimientos. En contraposición, proyectos sin estos estudios, al cabo de 1 año ya presentan prematuros y fuertes problemas de corrosión.